Trastornos de la alimentación

Trastornos de la alimentaciónLos trastornos de la conducta alimentaria hacen referencia a una disfunción en el comportamiento alimentario acompañado por desequilibrios a nivel emocional, conductas autolíticas, distorsiones perceptivas, pensamientos obsesivos, autovaloraciones negativas entre otros.

Las dos categorías principales son la anorexia y la bulimia nerviosas:

  • La Anorexia nerviosa se caracteriza por un rechazo al mantenimiento del peso normal, miedo intenso a engordar, existencia de una distorsión perceptiva de la imagen corporal y negación total o parcial de la enfermedad.Existen dos tipos: restrictiva, en la que la persona restringe la ingesta de alimentos, y la de tipo purgativo, en la que se recurren a prácticas como los vómitos y el uso de laxantes.
  • La Bulimia nerviosa como una preocupación excesiva por la comida que da lugar a la aparición de episodios repetidos de ingesta excesiva de alimentos, uso de medidas extremas para controlar el aumento de peso como los vómitos autoprovocados, abuso de laxantes y diuréticos, periodos de ayuno y al igual que en la anorexia, una preocupación excesiva por el peso.Dos tipos de bulimia nerviosa: purgante, en la que se llevan a cabo vómitos, uso de laxantes, diuréticos o enemas. De tipo no purgante, la que la persona emplea otras conductas compensatorias como el ayuno o el ejercicio excesivo pero no recurre regularmente a provocarse el vómito.

Trastornos de la ingestión y de la conducta alimentaria en la infancia:

  • Pica: se caracteriza por comer habitualmente sustancias que se consideran no comestibles, como pintura, tierra, telas, pelos, insectos, piedras, heces… Generalmente remite en la infancia, aunque en ocasiones puede persistir en la adolescencia.
  • Trastorno de rumiación: se caracteriza por la regurgitación o nueva masticación voluntaria de alimentos del estómago a la boca, masticando la comida de nuevo y volviéndola a tragar.
El estrés y las personalidades tipo A y tipo B

El estrés y las personalidades tipo A y tipo B

Cómo se experimenta el estrés A nivel fisiológico, el estrés se siente con dolores de cabeza, tensión muscular, alteraciones …

Emociones, la sal de la vida

Emociones, la sal de la vida

¿Imagináis una vida sin emociones, sin sentimientos? Seríamos algo así como seres neutros, insulsos. Si pensamos en el …

Dormir bien para ganar en salud física y emocional

Dormir bien para ganar en salud física y emocional

El sueño es una función biológica básica. Es esencial para nuestra supervivencia y el buen funcionamiento de nuestro …