Ansiedad y fobias

Trastornos de ansiedad y fobiasEn Centro de Psicología Albea trabajamos con un equipo de psicólogos infantiles para ayudar a superar los miedos,  fobias y los trastornos de ansiedad que padecen niños y adolescentes.

Miedos infantiles: Forman parte del desarrollo normal del niño. Hablaríamos entonces de “miedos evolutivos”. Estas experiencias de miedo proporcionan al niño habilidades de afrontamiento que le permiten adaptarse a la vida.

Ansiedad: la ansiedad infantil aparece como una reacción ante situaciones en las que no hay una amenaza externa evidente, es decir, emerge un pensamiento de peligro que no se corresponde con un estímulo externo amenazante claro.

Fobia: Es una forma de miedo caracterizada por presentarse de manera muy intensa y desproporcionada respecto a las demandas de la situación y finalmente conlleva a evitar las situaciones temidas.

Trastornos de Ansiedad en la Infancia

Trastorno por angustia de separación:
Consiste en una ansiedad excesiva relacionada con la separación de las personas a las que el niño se encuentra afectivamente ligado. Los síntomas que se pueden presentar son la negación o resistencia a ir al colegio, quejas somáticas, gritos, llantos ligado a una gran preocupación de que a sus padres pueda ocurrirles algo.

Trastorno por evitación
Se manifiesta por una conducta de evitación excesiva al contacto con personas desconocidas. Sin embargo, la interacción con las personas familiares, cercanas, compañeros, es normal y satisfactoria.

El efecto más destacable del trastorno por evitación es la interferencia que supone para el niño en la adquisición de habilidades sociales, haciéndole experimentar aislamiento.

Trastorno por ansiedad excesiva
En este caso las reacciones de ansiedad no aparecen relacionadas con ningún objeto o acontecimiento concreto.

Se caracteriza por una gran preocupación por acontecimientos futuros (exámenes, ser aceptado), por el correcto cumplimiento de sus obligaciones (las tareas escolares) y ansioso respecto a la opinión que los demás tengan de su rendimiento (posibles críticas).

Aparece asociada a numerosos síntomas somáticos; dolor de cabeza, molestias gastrointestinales, mareos, trastornos del sueño.

Trastorno Obsesivo compulsivo en la infancia

Las obsesiones se entienden como ideas, pensamientos, impulsos o imágenes persistentes que se experimentan como intrusas o sin sentido. El niño intenta ignorarlas o neutralizarlas con otros pensamientos o acciones.

La temática de las obsesiones suelen ser contaminación, miedo a que sucedan cosas terribles, contenido religioso, preocupación por la limpieza, simetría y orden.

Las compulsiones son conductas repetitivas que se realizan como respuesta a una obsesión, de manera estereotipada o a modo de ritual, con el fin de eliminar el malestar subjetivo o impedir o eliminar algún suceso temido.

Estos rituales se manifiestan en forma de lavado excesivo, repeticiones, contar, comprobación, ordenar simétricamente.

Por lo general comienza a emerger en la adolescencia, siendo muy poco frecuente en etapas infantiles.

Fobias

Fobia Social:
Gran ansiedad provocada por el temor persistente a situaciones sociales, que puede manifestarse con lloros, berrinches, inhibición o retraimiento en situaciones sociales donde los asistentes no pertenecen al marco familiar.

Trastorno por estrés postraumático:
Se produce cuando la persona ha experimentado o presenciado un acontecimiento traumático caracterizado por muerte o amenazas a su integridad y la persona responde con temor. En el caso de los niños estas respuestas pueden expresarse en comportamientos desestructurados o agitados. Cuando la situación traumática se re-experimenta puede manifestarse en juegos repetitivos donde aparecen temas o aspectos característicos del trauma.

Fobia escolar
Da nombre al fuerte temor que experimentan los niños ante el hecho de asistir al colegio.

Se caracteriza por una alteración emocional que engloba: miedo intenso, explosiones de mal humor y quejas físicas ante la situación de tener que ir al colegio.

Fobias específicas
Miedo intenso, desproporcionado hacia un objeto o situación concreto; Las más comunes son las fobias a animales, insectos, ruidos, recintos cerrados o a la oscuridad.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El apego durante el primer año de vida

En cada etapa de la crianza aparecen diferentes retos en la educación de los hijos, todos ellos importantes y determinantes …

Las trampas que ponen a prueba nuestro equilibrio emocional

Las trampas que ponen a prueba nuestro equilibrio emocional

No puedo ahorrarte el disgusto de no conseguir todo lo que te propongas, no tengo consuelo para las pérdidas inevitables …

La aventura de educar, 10 consejos útiles para padres y madres

La aventura de educar, 10 consejos útiles para padres y madres

¿Necesitas un pequeño empujón para mejorar la relación con tus hijos? ¿Quieres vivir tu maternidad/paternidad de una …