Blog

A vueltas con la Sexualidad

A vueltas con la Sexualidad

Dejando atrás la perspectiva tradicional reduccionista en la que la sexualidad se limitaba a “mantener relaciones sexuales entre un hombre y una mujer para tener hijos”, hoy día afortunadamente contamos con un concepto más amplio y positivo de la misma: biológicamente la sexualidad permite tener hijos, psicológicamente permite obtener placer y satisfacción, y socialmente permite comunicarse y establecer vínculos íntimos. Es una dimensión tan importante que merece prestarle mucha atención, cuidarla y aprender sobre ella.

No hace falta tener grandes dificultades sexuales para interesarse por este tema o leer este artículo. De verdad que no. Puedes seguir leyendo, esto es para ti. Muchas personas acuden a la consulta de Sexología porque presentan un problema de eyaculación precoz, dificultad para llegar al orgasmo, inseguridad en su relación sexual, dolor en la penetración, problema para tener o mantener una erección, bloqueos varios, etc. Pero muchas otras personas también van a la consulta de un/a sexólogo/a para mejorar su satisfacción, para comprender mejor cómo funciona, para aprender cosas nuevas y desterrar mitos y falsas creencias sobre sexo y sexualidad. ¿Cuánto hace que no lees o aprendes algo nuevo sobre este tema?

La sexualidad es un aspecto más de nuestra persona

El objetivo de este primer artículo sobre sexualidad pretende simplemente hablar de ello, comentar algunas cuestiones que me parecen muy importantes para, en otros escritos que publicaré, poder ahondar un poquito más.

Todas y todos, de un modo u otro, en todas las etapas de nuestra vida, tenemos algo que ver con la sexualidad. Ya de por sí, porque nacimos como seres sexuados. La sexualidad es dinámica y lo vivimos de distinta manera según nuestra edad, nuestro momento, las circunstancias, nuestro estado anímico, si estamos en pareja o si no lo estamos. Lo que está claro es que es un aspecto más de nuestra persona.

La sexualidad se vive a través del cuerpo: órganos sexuales, con los sentidos (ver, oler, tocar, saborear, escuchar), piel, cara, manos, besos, caricias, abrazos, miradas, gestos.

La sexualidad se siente: con alegría, satisfacción, placer, excitación, deseo, anhelo.

La sexualidad se piensa: con fantasías, ganas de.., imágenes, recuerdos, deseos, palabras, susurros, pensamientos.

La sexualidad se hace: en la intimidad de la pareja o conmigo/a mismo/a, mediante múltiples prácticas sexuales, en comunicación con mi cuerpo y el de la otra persona, explorando, descubriendo, aprendiendo cada día, adaptando mis necesidades y las tuyas.

La sexualidad debe ser una experiencia natural y positiva, amplia, placentera, dinámica, diversa. ¿Es la vivencia de tu sexualidad así? Estamos hablando de disfrutar lo que más te guste desde la libertad. Practicar solamente lo que para ti es placentero. Tener ilusión por ello.

Es posible que así sea, pero también sabemos que muchas veces tenemos dificultades sobre algo que tiene que ver con lo sexual. Sabemos que muchas de estas dificultades tienen algo en común: un mal aprendizaje, una falta de información, una ausencia de educación sexual. ¿De dónde obtengo información válida? ¿A quién le cuento lo que me pasa? ¿Cómo sé si lo que me pasa es normal?

Algunos mitos sobre la sexualidad

Detrás de muchos de los problemas sexuales existen unas ideas equivocadas y unos miedos a no cumplir lo que supuestamente es “normal”. Existen gran cantidad de mitos e ideas erróneas que pueden perjudicar o contaminar una vida sexual satisfactoria, y hacer que le demos muchas vueltas sin conseguir aclararnos. Veamos alguno  ellos.

  • Las mujeres tienen dos tipos de orgasmo, el clitoridiano y el vaginal. FALSO
  • A los hombres siempre les apetece mantener relaciones sexuales. FALSO
  • Si dos personas se aman, deben saber cómo disfrutar del sexo juntas. FALSO
  • Un hombre con eyaculación precoz no podrá satisfacer a su pareja. FALSO
  • Una mujer mayor con dolor en la penetración no puede solucionar su problema. FALSO
  • No es normal que un hombre excitado y con deseo sexual tenga un problema de erección. FALSO
  • El uso del preservativo resta placer. FALSO
  • El pene, cuanto más grande más placer proporciona. FALSO
  • Masturbarse cuando se está en pareja significa que las relaciones sexuales con la pareja no son satisfactorias. FALSO
  • El sexo sólo debe suceder por iniciativa del hombre. FALSO
  • Una persona con experiencia sexual sabrá instintivamente cómo disfrutar del sexo con una nueva pareja. FALSO
  • El sexo con los años es aburrido y monótono. FALSO
  • Usar juguetes sexuales en pareja o en solitario no está bien. FALSO

Estas, y otras tantas ideas erróneas que existen sobre sexualidad, hacen que muchos hombres y muchas mujeres no puedan disfrutar plenamente. Si tienes dudas concretas, o crees que te pasa algo que no estás pudiendo resolver, no dudes en informarte y/o pedir ayuda.

Sigue leyendo sobre sexo y sexualidad, es bueno para tu bienestar.

The following two tabs change content below.

Alexandra Crettaz

Psicóloga especializada en Terapia Clínica con adultos y experta en Sexología. Comprender y entender cómo funcionamos las personas me apasiona. Me encanta compartir las pequeñas alegrías del día a día con mi gente y descubrir sitios nuevos.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

el amor en la adolescencia

El amor adolescente

Entendemos el amor sano en la pareja como la emoción que conlleva quererse, sentir deseo el uno por el otro, compartir inquietudes, …

miedos infantiles

Miedos infantiles

Entendemos el miedo como una emoción adaptativa ante situaciones que implican peligro o amenaza para la persona. Es por …

Infancia, adolescencia y pantallas

Infancia, adolescencia y pantallas

Se pasa las horas pegado a la pantalla. Dice que todos sus amigos “están ahí”. Última conexión a WhatsApp a las 2 …