Blog

sindrome postvacacional

VUELTA A LA RUTINA, SÍNDROME POSTVACACIONAL

Síndrome Postvacacional, ¿os suena? Seguro que sí.  Todos habréis escuchado en algún medio, cuando llega septiembre, que llega la temporada de los Síndromes Posvacacionales, incluso es posible que alguno de vosotros lo hayáis experimentado en alguna ocasión.

Pero ¿Qué es el Síndrome Posvacacional?

Se define como la incapacidad temporal de adaptación al trabajo y a otras áreas tras la finalización de las vacaciones. Esto varía en función de variables contextuales y de las personas.

Los síntomas que pueden aparecer son tristeza, apatía, ansiedad, desgana, debilidad…, no todas las personas experimentan los síntomas de la misma manera e intensidad.

Este suceso puede ocurrir, posiblemente por el cambio de hábitos que sufrimos durante las vacaciones, afectándonos a nivel emocional.

Pasamos de un periodo que nos resulta agradable, placentero, en el que aprovechamos en hacer cosas que durante el año no hemos podido hacer: viajar a otros lugares, actividades marítimas; nos damos permisibilidad en algunos caprichos: comida, hoteles, horarios…; tenemos más tiempo para aprovechar con la familia, amigos…; al periodo de recuperación de la rutina, responsabilidades, reincorporación laboral. Teniendo una visión negativa de lo que “queda de año”, y una sensación de pérdida o añoranza cuando recordamos nuestras vacaciones, pudiendo experimentar síntomas similares a la depresión o ansiedad.

La buena noticia es que este síndrome Postvacacional es temporal y la adaptación a la rutina es gradual. (si pasado un periodo de tiempo, un mes aproximadamente, persisten o se intensifican los síntomas, recomendamos acudir a un profesional psicológico, probablemente los síntomas sean de otro problema).

¿Qué podemos hacer para evitar el Síndrome Postvacacional?

Aquí te dejamos algunos consejos que te pueden ayudar a sobrellevarlo.

1. Reincorporación al trabajo con la semana empezada.

El reincorporarnos a mitad de semana, hace que la semana sea más corta y nuestra percepción de la vuelta no sea tan negativa. Así nuestra primera toma de contacto con el trabajo será gradual, y notarás que tu rendimiento irá aumentando.

2. Dividir los días de vacaciones

El repartirnos los días de vacaciones en diferentes periodos aunque sean más cortos, favorece que desconectemos de nuestra rutina más veces, no tiendo una percepción tan negativa del año.

3. Regresar unos días antes de comenzar tu jornada laboral.

De esa manera nos mentalizamos física y emocionalmente de que la rutina se acerca.

Nos da tiempo a reorganizarnos en nuestra vida diaria (deshacer maletas, lavadoras, hacer compra..) y comenzamos nuestra jornada laboral con una actitud más positiva y tranquila.

4. Introduce pequeños cambios en tu vida.

Puede ser introducir pequeños cambios en lugar de trabajo, volver caminando… el introducir pequeños cambios en tu cotidianidad te ayudará a percibir tu día a día como algo nuevo.

5. Buscar situaciones placenteras.

Amplia tu tiempo de relaciones sociales, implícate en alguna actividad que te resulte agradable: apuntarme a clases de baile, realizar un curso de crecimiento personal…, realizar paseos, salir más de casa….; en definitiva invertir tiempo en ti, y en hacer lo que te apetezca o lo que te gusta

Esperamos el haberos ayudado con vuestra vuelta de vacaciones y recordad que el síndrome postvacacional es temporal y la readaptación a la rutina gradual.

Si estos síntomas observáis que permanecen o se intensifican en el tiempo, no dudéis en contactar con nosotros, estaremos encantados en trabajar con vosotros para ayudaros.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Consejos para superar la Depresión

Consejos para superar la Depresión

La salud mental es de vital importancia para mantener una elevada calidad de vida. Sin embargo, en muchas ocasiones esta …

sindrome postvacacional

VUELTA A LA RUTINA, SÍNDROME POSTVACACIONAL

Síndrome Postvacacional, ¿os suena? Seguro que sí.  Todos habréis escuchado en algún medio, cuando llega septiembre, …

cuando decir no

CUANTO NOS CUESTA DECIR NO

¿Qué es el NO? El valor del no, se adquiere desde la infancia puesto que forma parte de nuestra educación, nos acompaña …