Blog

El cerebro nos la juega: 5 curiosidades que todos hemos vivido alguna vez

El cerebro nos la juega: 5 curiosidades que todos hemos vivido alguna vez

Complejo y fascinante, serían dos de los adjetivos que mejor definen a mi parecer el cerebro humano. Conocer su funcionamiento ha sido y es un objetivo primordial en la ciencia. Y es que no es para menos. Su trabajo consiste en regular la mayoría de las funciones corporales y cognitivas, como lo son la respiración, el ritmo cardiaco, el sueño, el hambre, los pensamientos, el lenguaje, las emociones, los recuerdos, el conocimiento…

¿Cómo ha llegado a ser nuestro cerebro tal y como es a día de hoy?

La evolución del cerebro ha sido de dentro hacia afuera. Comenzamos por la estructura más interna, el cerebro Reptiliano, (apenas cambiante desde hace 200 millones de años) encargado de las funciones vitales primarias, no conscientes (respirar, temperatura corporal…). En él se localiza nuestro instinto de supervivencia encargado de poner nuestro organismo en funcionamiento para evitar un peligro o acercarnos a algo placentero.

Sobre esta estructura, aparece el cerebro Límbico, también llamado cerebro emocional, puesto que en él se encuentran las estructuras implicadas en nuestras emociones como la amígdala (sede emocional y depósito de memoria emocional). Cuando actuamos sin pensar,  nos dejamos llevar por lo emocional (el miedo, la rabia, la pasión…); es nuestro cerebro límbico quien está al mando.

La última estructura que surge cubriendo el cerebro límbico es el Neocortex: la capa superior del cerebro, y en la que residen entre otras la lógica, el pensamiento y el conocimiento. Es el área del cerebro que nos diferencia del resto de seres vivos.

A pesar de subdividir el cerebro en estas tres estructuras, y que en cada una de ellas haya varias zonas diferenciadas, todo el conjunto se encuentra interconectado. Y eso lo hace apasionantemente complejo. Porque, por ejemplo, cuando nos toca hacer una exposición oral y pensamos “lo voy a hacer fatal, se van a reír de mí” (Neocortex), sentimos nervios (emoción del cerebro Límbico), que a su vez se acompaña de cambios fisiológicos como son la sudoración y el aumento del ritmo cardiaco (cerebro Reptiliano).

Curiosidades del cerebro

Ahora que entendemos un poco mejor como funciona nuestro cerebro, vamos a ver las curiosidades, y en ocasiones también “malas pasadas”, que es capaz de hacernos con bastante frecuencia.

“No pienses en un oso blanco”

Y el oso aparece inevitablemente en nuestra mente. ¿Lo tenéis? Este ejemplo muestra claramente la jugada que nos hace nuestro cerebro cuando intentamos no pensar en algo, sea lo que sea. Cuanto más me esfuerce por no pensar en una cosa, más se mantendrá en mi pensamiento. Así juega nuestro cerebro. Por lo tanto, si hay un pensamiento que me incordia, puede que no sea una buena estrategia tratar de evitarlo.

Se me ocurren ideas disparatadas ¿es normal?

Esta pregunta me la han hecho muchas veces. Nuestro cerebro está en constante actividad, y dentro de esta actividad frenética podemos decir que es una fábrica de pensamientos. Continuamente aparecen ideas. Algunas las utilizamos, nos sirven para funcionar en nuestro día a día, a otras apenas les prestamos atención y otras, a veces, nos hacen quedarnos asombrados. Es posible que os haya pasado alguna vez que os surjan ideas fugaces que no corresponden con vuestra manera de actuar o pensar habitual: estar en la parada de metro y creer que puedo llegar a empujar al señor de al lado a la vía, pensar mientras conduces que puedes dar un volantazo en la autopista… Ideas de este estilo que cruzan fugaces, pueden quedarse solo en eso, un pensamiento que viene y se va, e incluso reírnos de nosotros mismos por pensar eso, o creérnoslo. Si al aparecer una de estas ideas, mi cuerpo reacciona con una emoción muy intensa, (porque son pensamientos que valoro como horribles) como puede ser miedo a ser capaz de hacerlo, provoca que esa unión pensamiento-emoción mantenga la idea en nuestra mente, la fortalezca y pueda convertirse en un pensamiento recurrente.

La alegría recuerda lo alegre

Otro asunto fascinante de nuestro cerebro es este. Y es que cuando estamos viviendo una situación que nos pone alegres, es más fácil que acudan a nuestra mente recuerdos de situaciones pasadas en las que nos sentimos bajo esa misma emoción. Esta memoria emocional nos ayuda a revivir situaciones que hemos asociado con la alegría.

Lo mismo ocurre con el resto de emociones. Por lo que cuando nos sentimos tristes, a veces nos encontramos con que la tristeza nos inunda y nos vienen recuerdos de malos momentos vividos creándose un estado de tristeza multiplicado.

Me quedo con lo que me interesa

¿Os han dicho esto alguna vez? Seguro que sí, pero no sois los únicos. Hay cierta tendencia de quedarnos con los datos que confirmen lo que pensamos (¡cómo nos gusta tener razón!). Esta selección de la información se produce debida a una atención selectiva. Por ejemplo, la persona que haya tenido una experiencia negativa y por ello opine que todas las personas de otra raza son vándalos, ladrones o peligrosos, no tendrá en cuenta la información que hable positivamente de esta raza. De hecho, puede que diga que es una excepción que confirma la regla (su regla). Sin embargo cuando las noticias sean a favor de sus ideas, desde luego que les dará credibilidad y mayor relevancia. ¡Totalmente ilógico!

No solo los virus se contagian

¡Las emociones también! Cuando nos rodeamos de gente contenta, de buen humor, nuestro cerebro lo capta y se une. Cuando alguien siente miedo en una situación, hace que tú empieces a dudar también por tu seguridad. Vivimos nuestras experiencias, pero no olvidemos que somos seres sociales, y nuestra biología está programada para formar parte del grupo. Es por ello que nuestras emociones nos unen.

A modo de conclusión

¿Te has identificado con alguna de estas curiosidades? ¡Estoy segura de que sí! Y bien, ¿Qué hacemos con ellas? Mi objetivo con estas líneas no es otro que normalizar. Entender que hay veces que nuestra mente parece que actúa a sus anchas, y que podamos relativizar aquello que nos ocurra. Los pensamientos y las emociones son grandes focos de malestar en el ser humano, y cuando sentimos que nos falta el control, la sensación se intensifica.

Nada de lo que hemos explicado es incontrolable. A pesar de las trampas que nos ponga nuestro cerebro, en él se encuentra también la manera de resolverlo.

Disfrutar de vuestra mente, porque… ¡es maravillosa!

The following two tabs change content below.

Nuria Pozueta

Psicóloga especialista en terapia de conducta y psicología clínica infanto juvenil. Vivo mi profesión con pasión y dedicación. Amante de los animales, la naturaleza y los buenos ratos con amigos.

Latest posts by Nuria Pozueta (see all)

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Problemas-de-comunicacion en la pareja

Problemas de comunicación en la pareja

¿Está fallando mi comunicación en pareja? La importancia de la comunicación en pareja; las relaciones de pareja son la …

Consejos para superar la Depresión

Consejos para superar la Depresión

La salud mental es de vital importancia para mantener una elevada calidad de vida. Sin embargo, en muchas ocasiones esta …

sindrome postvacacional

VUELTA A LA RUTINA, SÍNDROME POSTVACACIONAL

Síndrome Postvacacional, ¿os suena? Seguro que sí.  Todos habréis escuchado en algún medio, cuando llega septiembre, …