Blog

Acoso Escolar y Ciberacoso: Un problema de todos

Acoso Escolar y Ciberacoso: Un problema de todos

Según el estudio realizado con estudiantes de 12 a 16 años publicado recientemente por Save the Children, 1 de cada 9 estudiantes considera que ha sufrido bullying en los últimos dos meses, y 1 de cada 7 dice haber sido víctima de ciberacoso. Por otro lado, uno de cada tres estudiantes reconoce haber insultado a través de internet o el móvil. Los resultados obtenidos concluyen que el acoso escolar está en aumento en nuestro país.

Las cifras hablan de un total de aproximadamente 64.000 acosadores y 39.000 ciberacosadores en las aulas españolas de Educación Secundaria Obligatoria.

¿De qué hablamos cuando nos referimos a Bullying y Ciberbullying?

El  Bullying o acoso escolar hace referencia al hecho de hacer daño a un compañero de manera intencionada y repetida a través de burlas, insultos, desprecios, golpes, romper o esconder sus pertenencias, difundir rumores sobre él, extorsionar, burlarse de su cuerpo o su orientación sexual entre otras.

Por su parte, el ciberacoso o ciberbullying es un tipo de acoso que se da a través de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TICs). Supone una agresión intencionada por  parte de un grupo o individuo en forma de mensajes dañinos por la red, llamadas acosadoras al móvil, acoso a través de chats o redes sociales, difusión de fotos, de falsos rumores o robo de identidad en la red.

Las consecuencias de ser víctima de bullying o ciberbullying son, entre otras, una baja autoestima, trastornos emocionales, dificultades de aprendizaje e integración escolar, trastornos del sueño y altos niveles de soledad y, en ocasiones, riesgo de suicidio.

Estamos hablando por tanto de una situación de violencia en la infancia que está presente en nuestra sociedad y que “pide a gritos” que se lleven a cabo medidas para acabar con ella.

Como padres y madres ¿Qué podemos hacer?

Debemos insistir en la importancia de la prevención, y en ello las familias tienen un papel fundamental. A través de una parentalidad positiva, fundamentada en valores de convivencia como el respeto y una comunicación bidireccional con los menores, podremos educar en el manejo de las emociones, así como trabajar la empatía, la asertividad y las habilidades sociales. Una relación de este tipo promueve niños y niñas con buena autoestima, respetuosos con los demás, no tolerantes a la violencia y con la confianza de comunicarse con los adultos ante cualquier situación que les afecte.

Por otro lado, cuando pongamos en manos de nuestros hijos una herramienta tan potente y con tantas posibilidades como es internet (ya sea a través del móvil, ordenador o Tablet), educarles en un uso responsable de la misma es fundamental para que la utilicen de manera adecuada.

¿Y los demás qué podemos hacer?

No miremos para otro lado, ni nos limitemos a lamentarnos por esta situación. Todos tenemos trabajo que hacer y la obligación de responsabilizarnos, ya que es un problema de nuestra sociedad y cada uno de nosotros somos parte de ella.

Dejemos de validar la violencia, comuniquémonos más y mejor, inculquemos valores de convivencia siendo modelos de convivencia.  No hace falta ser padres o educadores en un centro escolar para ello. Somos miembros de la sociedad y nuestros actos del día a día dan ejemplo.

Démosle a este problema que viven nuestros menores la relevancia que se merece porque, efectivamente, son cosas que están sucediendo en la infancia, pero NO son “cosas de niños”.

The following two tabs change content below.

Nuria Pozueta

Psicóloga especialista en terapia de conducta y psicología clínica infanto juvenil. Vivo mi profesión con pasión y dedicación. Amante de los animales, la naturaleza y los buenos ratos con amigos.

Latest posts by Nuria Pozueta (see all)

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

miedos infantiles

Miedos infantiles

Entendemos el miedo como una emoción adaptativa ante situaciones que implican peligro o amenaza para la persona. Es por …

Infancia, adolescencia y pantallas

Infancia, adolescencia y pantallas

Se pasa las horas pegado a la pantalla. Dice que todos sus amigos “están ahí”. Última conexión a WhatsApp a las 2 …

Allá van, aquí vienen los síntomas con las flores

Como dice el refrán: “no hay tiempo que no vuelva: cada año es primavera”. ¿Sientes que en esta época del año estas …