Psicología infantil y adolescencia

Prevención con población de riesgo

En el área de la psicología infantil y adolescente, los psicólogos y terapeutas de Centro de Psicología Albea trabajamos de manera coordinada con familias, tutores y centros escolares para encontrar una solución eficaz a problemas relacionados con el desarrollo emocional y la clínica infanto juvenil.

Como parte importante de la terapia psicológica en la población infantil y adolescente, atendemos especialmente a la relación padres-hijo, fortaleciéndola mediante pautas y acciones dentro de un enfoque de educación positiva. El objetivo principal de este trabajo es conseguir el bienestar emocional en ambas partes.

Trabajamos desde el enfoque de la inteligencia emocional enriqueciendo las habilidades emocionales que fortalecen su autoestima, sabiendo que dichas fortalezas actúan de inmunizador y ayudan a hacer frente a las dificultades y riesgos de la vida y les facilitan su estabilidad emocional.

Los problemas que trata nuestra psicóloga infanto juvenil son:

  • Trastornos de ansiedad y fobias.
  • Depresión.
  • Problemas de inseguridad y autoestima.
  • Problemas de conducta.
  • Déficit de atención e hiperactividad.
  • Apoyo en los procesos de separación de los padres y procesos de duelo.
  • Problemas de adicción (drogas, juego, nuevas tecnologías)
  • Trastornos de la alimentación.

En casos en que sea necesario nuestra terapeuta se desplaza al domicilio familiar o escolar del paciente para tratar de evaluar mejor la situación que vive y poder trabajar de manera coordinada con los padres o profesores.

Infancia, adolescencia y pantallas

Infancia, adolescencia y pantallas

Se pasa las horas pegado a la pantalla. Dice que todos sus amigos “están ahí”. Última conexión a WhatsApp a las 2 …

Allá van, aquí vienen los síntomas con las flores

Como dice el refrán: “no hay tiempo que no vuelva: cada año es primavera”. ¿Sientes que en esta época del año estas …

¿Qué hay detrás de la queja?

¿Qué hay detrás de la queja?

Oigo a una mujer delante de una tienda: “Pone que abre a las 16h, son las 16h07 y aquí no hay nadie ¡será posible!”. …